Los estudiosos de La Torá presuponen que no hay detalle en ese libro sagrado que no haya sido premeditado por la conciencia divina. La letra con que empieza cada palabra, la cantidad de palabras por párrafo y la frase que comienza cada párrafo; todas son decisiones de la mano celestial que diagramó El libro sagrado.

Algo parecido (o no tanto) pasa con el tema “Aserejé” el hit del grupo Las Ketchup (nombre apodado porque da la casualidad que sus 4 integrantes son hijas del guitarrista Tomatito). Con su estribillo lleno de palabras que no tienen ningún sentido lograron confundir a buena parte de la crítica especializada. Algunos dijeron que eran conjuros de brujería, otros de un dialecto antiguo. Todos equivocados. Aquí revelamos la verdad:

“Mira lo que se avecina
A la vuelta de la esquina
Viene Diego rumbeando.
Con la luna en las pupilas
Y su traje agua marina
Parece de contrabando.”

Diego, disfrutando de los oscuros placeres de la noche, deambula por las calles.

“Y donde mas no cabe un alma
Alli se mete a darse caña
Poseído por el ritmo ragatanga.
Y el dj que lo conoce
Toca el himno de las doce
Para Diego la cancion mas deseada
Y la baila, y la goza y la canta”

Atraído por el gentío, quiere entrar a un establecimiento bailable, donde tiene conocidos.

Al ser reconocido, su amigo lo homenajea pasando la canción que a Diego más le gusta.

“Aserejé, ja deje tejebe tude jebere
Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí
Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí
Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí”

Pero a esta altura de la velada, la sinapsis neuronal de Diego no es del todo eficiente, por lo que al tratar de recordar las palabras de su canción favorita, de su boca sale este menjunje de neologismos. ¿Cuál es la canción favorita de Diego?

¿Qué opinás del artículo?